¿Qué es?

Believe in Art es una asociación cultural sin ánimo de lucro, que tiene por objetivo introducir la creación artística en el ámbito del Hospital Infantil, con la intención de contribuir a la mejora del día a día de quienes padecen ingresos de larga estancia.

El arte también cura

La creatividad es la herramienta con la que los niños descubren el mundo que les rodea, esencial para su desarrollo personal, sin embargo, todo ese torrente de imaginación se ve truncado cuando surgen problemas de salud. Es entonces, cuando las circunstancias hacen que todos esfuerzos se centren en el aspecto sanitario, olvidando las necesidades creativas de los niños, más importantes ahora, aún si cabe.

¿Quiénes somos?

Believe in Art es mucha gente. Médicos, enfermeras, fotógrafos, profesores, pintores, escritores, las familias, los pacientes….  Muchos son los que creemos en el poder mitigador del arte.  Pero quienes “canalizan” todo ese torrente creativo son María Luisa Grau, Beatriz Lucea Valero.

¿quiénes colaboran?

Bajo el comisariado de Believe in Art, con la colaboración desinteresada de los artistas seleccionados y con el patrocinio de las cuotas de los socios y pequeñas empresas aragonesas que se sumen a nuestra iniciativa iremos llenado de arte los hospitales aragoneses. 

“El hospital polícromo, la curación por medio de los valores, ámbito desconocido que empieza a interesar a los médicos jóvenes. Las salas de reposo, azules y verdes para los nerviosos, amarillas y rojas para los deprimidos y anémicos”. Fernand Leger.


¡COLABORA!

Si no quieres ser socio pero te apetece formar parte de Believe in Art de manera puntual, puedes hacer una aportación económica a nuestro número de cuenta IBAN ES31 2100 1644 7002 0024 7810, o en materiales o en infraestructuras que nos permitan llevar a cabo alguno de nuestros proyectos con el que te sientas particularmente sensibilizado. ¡Tu ayuda es muy valiosa!

También puedes aportar tu granito de arena en este proyecto haciéndote socio. Por sólo 10€ al año estarás haciendo mucho, entre otras cosas, colaborar en la financiación del material necesario para la realización de estos talleres, que se realizan todas las semanas en el la planta de Oncopediatría del Hospital Infantil de Zaragoza.


¡DONA TIEMPO!

Si eres artista, gestor cultural, diseñador, ilustrador, community manager, comercial o simplemente quieres ayudarnos con tu tiempo y tus habilidades profesionales, puedes ponerte en contacto con nosotras al email hola@believeinart.org y juntos veremos cómo hacer cosas interesantes por los niños hospitalizados.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y PODRÁS VER Y COMPARTIR EL DÍA A DÍA DE LAS INTERVENCIONES Y TALLERES ARTÍSTICOS EN EL HOSPITAL INFANTIL

Lo que hacemos

 La vocación de Believe in Art es atender a esas necesidades creativas que ayuden a los niños a evadirse de su circunstancia por un momento. Para ellos recurrimos a dos vías diferentes pero complementarias: talleres creativos e intervenciones artísticas.

Talleres creativos

Pintar, dibujar, escribir, modelar, en definitiva, crear, nos ayuda a crecer y a imaginar, pero sus bondades van mucho más allá. ¡Y qué mejor ejemplo que Antonio Saura o Frida Kahlo! Para ellos la creación fue su compañera predilecta en los periodos de postración vividos durante su niñez, ayudando a que aflorara su vocación y genio artístico. Siguiendo estas referencias, ¡aunque sin pretender ser una cantera de creadores!, la vocación de estos talleres es aproximar y ofrecer una visión multidisciplinar de las artes, lo más enriquecedora e integral posible, en la que conviven la Historia del Arte con distintas disciplinas artísticas.

Los talleres, impartidos por distintos profesionales de la cultura y el arte, se convierten en una herramienta de expresión con la que canalizar el potencial creativo de los niños, así como poner un granito de arena en la labor de incentivar su autodesarrollo y normalizar la experiencia de vida en un centro hospitalario, todo lo cual redunda en su confianza y autoestima. Son, en definitiva, una manera de neutralizar el impacto negativo que puede suponer la estancia en el hospital y, a su vez, incentivar su interés por el arte y la cultura.

Intervenciones artísticas

Pretendemos hacer más amables los espacios utilizados diariamente por los niños. El arte en los hospitales aporta un ambiente más estimulante y más humanizado, transmite sensación de seguridad y por ello hace más agradable el día a día de los niños, de sus familiares y de los trabajadores en el hospital.

Como decía Steve Jobs ¿por qué algo ha de ser feo pudiendo ser bello?  Los niños y los familiares pasan largas horas en habitaciones impersonales, aburridas e iguales unas a otras. Familiares y niños están allí por obligación y  el peso psicológico de una enfermedad infantil es muy grande. Conscientes de que no es la solución definitiva, creemos, sin embargo, que habitar un lugar diseñado, pensado e intervenido bajo los parámetros del arte con mayúsculas es gratificante, sorprendente y mentalmente menos agotador.  ¿Porqué no convertir las habitaciones y las zonas comunes de los niños en espacios divertidos, imaginativos, que despierten su creatividad, que provoquen su sonrisa,  que inciten a soñar, que inspiren a quienes pasen por allí…?

Beatriz Lucea Valero

Consultora cultural, museógrafa y comisaria independiente. Curiosa, pesada, nerviosa, muy pesada, persigo a las personas para que se impliquen, muy muy pesada. Amo el arte, la belleza, la armonía, la elegancia, la creatividad, la música, la danza, a mi familia y a mis amigos. Mi mantra: si quieres hacer del mundo un lugar mejor mírate a ti mismo en el espejo y entonces harás un cambio.  Y en ello estoy, cada día.

María Luisa Grau Tello

Doctora en Historia del Arte, me apasiona la idea del mural comunitario como manifestación del poder creativo y transformativo que posee el arte en manos de la ciudadanía. Procuro compartir mis aficiones (véase arte, música, lectura, cine, cocina etc) con mis amigos y familia... y es que lo que se comparte sabe mejor! Dos son los leitmotiv que me guían: nunca dejes de devolverle al mundo todo lo bueno que te ha dado; y, lejos de separarnos, las diferencias son el pequeño tesoro que nos enriquecen y que hacen del.mundo un lugar infinitamente más interesante.